2012-02-01

consciente, constante

vana
inocencia mía
la de creer
posible mantenerme
con la mente
impoluta
en el paso
por este mundo

mas
intento
filtrar la energía
negativa
que emana
del sinsentido
de la sociedad

elijo modificar
la dirección,
el sentido,
al verme rodeado,
alcanzado por el alud
de la violencia

la brújula
de mis ideales
me guía,
entonces trato:
romper la inercia,
cambiar el rumbo
de esta patética vida
en la que somos
manipulados
desde que nacemos

las corrientes de incertidumbre
me arrastran a la deriva,
los fuertes vientos
del status quo
van torciendo mi ruta;
a cada instante
debo sostener
el timón hacia mi meta,
un esfuerzo consciente y constante
Publicar un comentario